viernes, 6 de junio de 2008

PRINCESA EN LA CENA

A las 6 y media en punto hoy me levanté. Nos fuimos al "haz" y a las 7 y media como todos los días nos fuimos a desayunar.

Sobre las 8 y media, nos fuimos con Juan Luna en el bus hacia Madrid a hacer la ruta de hoy. Ésta sería una ruta especial y complicada.

Llegamos a la calle Ferraz para hacer un rectángulo con la calle Princesa.
Al llegar, aparcamos y esperamos a Felipe y a Juliana (los educadores de la perra de Juan) que vendrían a ver cómo nos guían nuestros perros pero en especial a Cohala la perrita de Juan.

Como venían principalmente a verle a él, Juan Luna decidió que los primeros en hacer la ruta fueran Goyo y Juan y después Eva yo.

Ellos partieron y Eva y yo nos quedamos en el bus esperando a que llegaran y nos tocara nuestro turno.

Después de una hora y media casi, llegaron.
Ahora nos tocaba a nosotros.

Nada más ponerle el arnés a Xerry ya nos estaban metiendo miedo de que nos ívamos a encontrar sorpresas por el camino. Yo pensaba que las únicas sorpresas que nos podíamos encontrar eran del tipo de obras con andamios o zanjas en el suelo. No estaba muy equivocado...

Empezamos subiendo la calle Ferraz para luego girar hacia la derecha para encontrarnos con la calle Princesa y girar hacia la derecha para volver hacia atrás.
El recorrido total no estuvo nada mal, es más, hoy yo le pondría a Xerry como nota un 8,5 de lo bien que ha hecho el ejercicio hoy.
La verdad es que no fue nada fácil porque nos encontramos con obstáculos de todo tipo como obras a nivel del suelo, obras con andamios, muchísima gente para esquibar, autobuses aparcados para provocar indirectamente el "entra aquí bonita", cuponeros en las esquinas, tiendas de flores en medio de la calle, obras que ocupaban toda la acera... un sin fin de obstáculos que hacían poner a prueba a Xerry después de una semana conmigo.

Al final esas sorpresas eran del tipo de obras en el camino con andamios y alguna cosa más que nosotros no llegamos a encontrar porque debieron de quitarla al ver que Juan, cuando fue antes que nosotros, casi se parte los piños en el suelo cuando se tropieza con una madera que había en el suelo, menos mal que tenía a Juan Luna cerca y le pudo pillar en el aire... jeje

Nosotros no hechamos tanto tiempo por el camino porque andamos un poco más rápido que ellos pero los muy cabroncetes, aprovecharon que estábamos en ruta para meterse en un bar que había al lado del bus para comerse un pincho de tortilla! y encima los muy cabrones me lo restregaban cada dos por tres! jaja

Regresamos a la escuela para comer y después de la misma, Juan Luna nos estuvo dando la charla de la psicología perruna, que en teoría nos iva a dar ayer pero aquí como ccambian los planes según convengan, pues nos lo dio hoy.

Después de la charla psicológica y ver en la práctica lo que podía expresar nuestros perros, esperamos a Suso qe nos haría entrega de la carpeta con el contrato del perro para firmarlo.

El contrato que nos hacen firmar es sólo un documento en el que nos dice que el perro es propiedad de la escuela y que nos lo cede en usufructo vitalicio. De lógica es que nosotros lo tenemos que cuidar y mantener como si fueran nuestros.

Después de la parafernaria esta, nos fuimos Eulogio y yo a abrir el esperado paquete... el jamón! y la caña de lomo!

Nos lo llevamos a la cocina y allí le empezamos a meter mano para dejarlo preparado para la cena.
Si, hoy cenaríamos de puta madre!

Hicimos un pacto con Bea para que no hiciera nada de cena y preparamos nosotros la cena especial.
Esta constaba de un plato individual con jamón ibérico, caña de lomo ibérica y queso acompañado de dos bandejitas de ensalada que preparó Bea y de una copita de una bebida alcohólica que nos preparó Eulogio. Después de este magnífico plato, nos pusieron unos pastelitos con café y para terminar unas copichuelas de champagne.

Antes de despedirme de ti hasta mañana te quiero contar que hoy por primera vez hemos soltado a nuestros perros para que jugaran y corrieran para desfogarse. A la mía le tocó correr con cluni ya que si la soltamos con las otras dos hembras, seguro que más de un disgusto nos llevábamos porque Xerry es una perra un poco brujilla, un poco... o mejor dicho, muy dominante.
La verdad es que jugaron los dos muy bien, corrieron tanto que Xerry está durmiendo ahora a pata suelta... imagina las careras que se ha metío!

Bueno, ya son casi las 12 de la noche y me voy a cerrar los ojos hasta mañana, que nos toca ejercicios en el cercanías y entrar en el Corte Inglés... y posiblemente mañana vengan los educadores de Xerry...

Mar abierta,
sierra despejada,
pulpo a la pimienta,
caña de lomo bien curada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenas, de nuevo te expreso mi alegría por ver lo bien que te va. Yademás te lanzo una propuesta: podrías hablar un poco sobre cómo se entrenan a estos perros guía? es que existe la leyenda urbana de que es a base de palos y quería saber si es cierto esto.
Por otro lado, podrías comentar algunos detalles sobre cuántas personas vais a la vez a la escuela, cada cuanto tiempo se forma a grupos de ciegos, así como cuánta comida consume un perro de estos al mes... gracias y suerte.

Timore dijo...

Hola anónimo,
Decirte que como los entrenan no tengo ni idea, es cosa de los instructores y cuando fui a EEUU y lo pregunté me soltaron como que es secreto, como el telepizza que está en la masa jaja.

Por otro lado, en este curso somos 9 y van formando cursos cada mes más o menos y el número de alumnos varía según las circunstancias del momento.

Decirte que mi perra come unos 350 gramos de pienso pero la cantidad la determina un veterinario porque depende de la raza y del perro, no bases cantidades a tu perro porque el mío coma eso.

Un saludo,

Timore

DaViento dijo...

Muy buenas Anonimo, como nos cuenta el jefe del blog, a los usuarios no suelen contarnos la forma de adiestrarlos, supongo que para que no nos metamos en camisas de once varas y estropeemos el trabajo que cuesta enseñarles, si bien, aunque no suelen contarnos nada de como adiestrarlos, siempre se escapa alguna cosilla y por lo que pude intuir, se trata de mucho refuerzo positivo y sobretodo de repetición,repetición y repetición. Cuando fuí a por Vientecillo, uno de los días practicando escalones de cojo, siii, estos que son una escalera, pero cada escalón viene cada tres pasos y el siguiente cada cuatro, y luego dos seguidos y uno se hace la picha un lío, pues practicando estos escalones o escalera discontinua, con las órdenes de marca, avanza, busca escalera y vuelve a marcar, Natalia me dijo que yo podría ser un buen instructor, si viese claro jeje, puesto que no le pasaba ni una, escalón que no marcaba, repetición y si había que repetir cada escalón que no lo marcaba ocho veces y media, pues por si acaso lo repetía nueve veces, por lo que intuí que en un primer momento es algo así como si queremos que haga algo lo provocamos nosotros mismos, por ejemplo queremos que se pare ante un escalón, pues en unos primeros momentos, nos paramos nosotros con el perro y vervalizamos la órden (busca escalera, busca puerta, marca, etc,), cuando hayan pasado cienes de veces (como decían los Gomaespuma), el perro interpreta ese sonido que sale de nuestra boca, con un comportamiento dado, y lo llevará a cavo, pues como animal de manada, su máximo deseo es ovedecer, así una vez por iniciativa propia interpreta que al sonido vusca o marca o etc, queremos que haga algo concreto y para reforzarlo y que no se olvide, cuando quizás la primera vez lo haga por casualidad, hay que reforzarlo de forma positiva con felicitaciones sumas; de igual forma está elcastigo, que jamás deverá ser violento, pero de igual forma podemos expresar nuestro descontento con un comportamiento dado, con el tono de voz y si éste no fuese suficiente habría que utilizar la correa y el collar de ovediencia e instrucción (que no es para nada ese collar con pinchos, si noun collar metálico de eslavones), todo esto deve hacerlo alguien con resto visual, para saber cuando premiar o no al peludo y tras haberle hecho comprender al cánido qué es lo que queremos, el instructor deberá realizar los trayectos con un antifáz y fiarse del trabajo hecho con el peludete, en este caso será como si el perro ya fuese con el ciego y listo; mas, como digo, no se si será así al cien por cien, o si habrá algún otro paso, pues como digo, no nos comentan paso a paso como adiestrarlos, pero siempre se intuyealgo y sobretodo, siemre son necesarios algunos consejillos ypuntos para reforzar lo ya aprendido y que el peludete sea un estupendo perro guía, como mi Vientecillo. Encuanto a lo de los palos, lo veo vastante improbable, puesto que si así fuese, lo que tendríamos en nuestro poder, sería un perro asustadizo ante el ser humano y más aún, ante cualquier objeto estensible, como un bastón de ciego y en general, solemos juntarnos con más usuarios de bastón, que de perro, y yo que he visto en mi pueblo perros apaleaos, te puedo asegurar que encuanto ven un palo, se ponen locos por el miedo a que les vuelvan a pegar y, aún no he visto a ningún perro guía que se asuste o se ponga nervioso ante ningún palo, bastón, etc, pero sobretodo, por que un perro asustadizo no podría desempeñar el trabajo que desempeñan nuestros queridísimos peludos en la calle, con ruidos, con muchísima gente, con tantísimos estímulos que sería imposible que nos guiasen, de ahí que los perros que se utilicen, ssean de los más estables encuanto a unos valores como la dominancia, tranquilidad/nerviosismo, miedo en general, ganas de trabajar, etc, pues como en botica no todo los perros son iguales; y al igual que hay humanos muuu gandules y humanos mu miedosos y otros muy trabaadores, en los perros, como en todo ser vivo ocurre lo mismo y un perro con el instinto de dominancia demasiado desarrollado o un perro muy miedoso no podría trabajar como guía. Mare mía, creo que me he pasao con el comentario y esto parece el Libro de Petete de los perros, pero las cosas bien explicás se entienden mejor, un abrazo Leeeeleeee y otro para todos los lectores, que como yo seguimos día a día los avances, venturas y desventuras en Boadilla, ah, y sobretodo, Viento le manda un lametazo bien gooordo a su pastorcilla alemana Xerri, jijijjijij.

Hermanita de la Caridad dijo...

Qué pasa?? Qué alegría q estés tan bien con Xerri, y que ganas de conocerla!! Qué sepas que t estoy leyendo, pero la mayoría d las veces no tengo tiempo pa escribir.
Besos