martes, 10 de junio de 2008

EL FIN DEL COMIENZO

10 de junio... el último día en la escuela.

Ya estos dos últimos días son más tranquilos, la vida en la escuela se hace menos productiva aunque necesaria.

Ayer por la mañana nos fuimos de nuevo a Móstoles para hacer el recorrido del triángulo de las Bermudas pero esta vez nosotros solos, sin ayuda de los instructores, y la verdad es que me siento orgulloso de Xerry, mi perrita... El recorrido lo hice con Eva y su perra Omara y la verdad es que nos fue muy bien, tuvimos de todo en el recorrido pero siempre dentro de la normalidad.

Llevamos juntos casi dos semanas y parece que estamos juntos desde hace años... Sé que todavía nos queda mucho por recorrer y aprender pero el comienzo de nuestra aventura no ha sido desacertado. Por ello le doy las gracias a la suerte y a pedro Márquez, mi instructor, que sin él, esto no hubiera sido posible.

Después de comer Juan Luna nos dio la charla de la vuelta a casa y algunos consejitos buenos.
Al acabar la reunión me vine a la habitación pensando en dormir un ratito la siesta pero al poco rato vinieron a avisarme que había reunión con los jefes.
Estuvo interesante porque les pude sugerir cosas y hablamos de nuestras impresiones en la escuela.

Con normalidad acabó el día de ayer...

Hoy por la mañana nos fuimos a la calle Goya para hacer más prácticas solos con los perros, por supuesto con los instructores observando en la distancia...

Otro recorrido nuevo y otra función bien acabada.

Después de comer nos fuimos de nuevo al camino de los caballos de detrás del palacio de Boadilla ya que nos apetecía pasear un rato y respirar por última vez el aire de ese bosque. Por lo menos durante el tiempo que tarde en volver aquí que espero que sea dentro de muchos años...

Sobre las 5 de la tarde nos trajeron las fotos que nos hicieron la semana pasada y a las 6 empecé a hacer la maleta mientras oía el partido de España con Rusia, que por cierto, menuda victoria 4 a 1. Un palizón de los buenos a los rusos!

Hemos cenado por última vez Juan, Goyo, Eva y yo... la verdad es que de los buenos momentos que hemos vivido aquí, hoy es un día un poco triste. Aquí he encontrado nuevos amigos de corazón.

Son las 10 y media de la noche y voy a terminar de hacer la maleta, que aún me quedan cosillas por meter.

La verdad es que ha sido gratificante este curso y volver a vivir la experiencia de la entrega de un nuevo perro guía, o una amiga en este caso.

Son cosas que si no las vives, te las puedes imaginar pero nunca lo puedes saber.

Mañana parto para Sevilla para seguir con mi vida anterior pero con la compañía de Xerry.

Prometo seguir contándote de vez en cuando cómo me va con ella, y espero que estos posts que te he ido escribiendo todos los días, te hallan gustado mucho. Y para los que nunca supieron qué sería el tener un perro guía y las vivencias de la escuela, que también les halla gustado estas letras mal puestas...

Hasta mañana ya desde Sevilla.

Se apaga la luz de la habitación 14 y nos vamos de ella. Se queda sola, vacía, fría, hasta que una nueva persona regrese a ella para recibir su nuevo compañero.

4 comentarios:

Callejuelo dijo...

Que buenas crónicas nos has dado de tus vivencias en la escuela. Ya nos contarás como vas por sevilla y espero que pronto nos veamos en el pueblo . hasta luego

Olari dijo...

Espero que paseis momentos increibles juntos.

Un besito mio y un lametazo de Adi.

P.D.= no e conseguido todavia dejarte ningun comentario porque me daba erros siempre. Espero conseguirlo hoy.

Marijolamejo dijo...

Ya tengo yo ganas de conocerla! Que es que a River no tuve esa suerte.
A ver si nos vemos este finde y te cuento cómo me fue eso que tú y yo sabemos, jajaja. Un beso wapo y espero verte pronto.

DaViento dijo...

Pero Leeelee! que ya te hechamos de menos en el blog! cuéntanosque tal por íspalis con Xeri! un abrazo y que se de bien y lametazos de viento!