domingo, 7 de enero de 2007

PROTOCOLO EN LA COMIDA

Ayer día 6, nos fuimos por la mañana a comer a Huelva como día de Reyes y como todos los años.
De entre tantas cosas que hablamos, nos centramos en un momento mi amiga Gema y yo, en hablar sobre la posición de los cubiertos en el plato al acabar de comer y el significado según su posición.
Tras una búsqueda intensa por la red, no consigo encontrar una diferenciación más concreta de lo aprendido hace unos años en un curso de protocolo en la mesa, en la que allí aprendí varias formas y sus significados a la hora de colocar los cubiertos al acabar de comer. La más generalizada entre tantas páginas webs que he mirado está la posición de indicación de la finalización de la comida y su posterior retirada del plato de la mesa que consiste en colocar los cubiertos de forma vertical con las empuñaduras sobre el borde inferior del plato (simulando las 6 y media de las agujas de un reloj), y los cubiertos deben de estar en formación en paralelo.
Yo recuerdo en mi curso que habían varias formas y significados de la colocación de éstos. Recuerdo que de entre ellos estaba el grado de satisfacción del servicio y de la comida. Pero, como dige antes, no encuentro nada por la red de estas distinciones y eso demuestra o que este curso es sacado o inventado por un patanatas del protocolo o que yo soy un torpe buscando.

De entre todas las cosas encontradas me llamó la atención estas conductas que reflejó Leonardo da Vincci tras las continuas conductas de desagrado de sus invitados a la hora de comer, mostrando así sus grandes conocimientos e intereses porque hubiera una gran disciplina en la mesa, y sus esquisitos gustos del protocolo.

¡Espero que os guste!
¿Cómo pensais que debían de ser estos invitados para que Leonardo se decidiera a escribir esto?

“Hay ciertos procedimientos que debe evitar todo invitado a la mesa. Este catálogo está basado en observaciones que realicé a lo largo
del último año entre los que sentaron a esta mesa:

Ningún invitado se deberá sentar encima de la mesa, ni de espaldas, ni en la falda de otro invitado.

No deberá poner su pierna encima de la mesa.

No pondrá para comer su cabeza en el plato.

No tomará la comida de su vecino sin pedirle permiso antes.

No colocará trozos de su propia comida masticados a medias en el plato de su vecino sin primero preguntarle.

No limpiará su cuchillo en la ropa de su vecino.

No tallará sobre la mesa con su cuchillo.

No se pondrá comida de la mesa en su bolso, ni en su bota para comerla después.

No limpiará su armadura en la mesa.

No escupirá frente a él.

No se llevará el dedo a la nariz, ni al oído mientras conversa.

No soltará sus pájaros en la mesa.

No golpeará a los sirvientes (sólo puede hacerlo en defensa propia).

(Acerca de los procederes indecorosos en la mesa: Leonardo da Vinci.)

4 comentarios:

Hermanita de la Caridad dijo...

Pobre Leonardo, vaya invitados tendría.
Bueno, yo voy a aportar algunas fórmulas, las más útiles a mi entender, a ver si t sirven de algo.
1º) Dejar el cuchillo a la derecha con la hoja hacia dentro y el tenedor a la izquierda, mirando para arriba y formando un ángulo entre ellos, unidos por las puntas: significa que aun no has terminado, únicamente estás haciendo una pausa. Colocándolos así el camarero no debería preguntar si ya has terminado.
2º) Colocar el cuchillo mirando hacia la izuierda con la cuchilla hacia abajo, de forma horizontal en el centro del plato, y encima, de manera vertical el tenedor apuntando para arriba (formando una cruz): significa que estás esperando el siguiente plato.
3º) Colocar ambos cubiertos en horizontal y paralelos, apuntando a la derecha, el tenedor arriba y el cuchillo más cerca del comensal: significa que la comida ha sido excelente y ya puede retirar el plato.
4º) Colocar ambos cubiertos en vertical y paralelos, el tenedor a la izquierda y el cuchillo a la derecha: significa que ya has terminado y que puede retirar el plato. No hace ningún juicio sobre si le ha gustado o no. Esto es normal, no supone ninguna descortesía.
5º) Colocar el tenedor y cuchillo cruzados apuntando hacia arriba: significa que ya terminó y que no le gustó el menú. Esto tampoco supone descortesía, es simplemente una opinión.
Bueno, espero que te haya servido de algo, es un poco difícil de explicar.
Si me entero de alguna otra manera de dejarlos te lo cuento.
Un beso

Timore dijo...

Esactamente esto era lo que yo aprendí en ese curso!

Esto demuestra que soy yo el patata buscando por internet, jeje, y está estupéndamente explicado Hermanita, te doy mi enhorabuena!
Un beso.

Ryskkair dijo...

La leche con los invitados... no soltar pajaros supongo que se referiria a en fin, a algun tipo de sonido provocado por el cuerpo. Curioso sin duda es el tratado de buenas maneras de Leonardo me imagino que en esa epoca alguien se habría escandalizado "¿ y porque no me puedo guardar la comida en la bota?" xD "Es mi armdura y la limpio donde me sale"

Bromas aparte me gustó este post y gracias hermanita de la caridad, probaré esas fórmulas en las proximas comidas fuera de casa a ver si se nota el resultado.

choko dijo...

Valla tela con los invitados de Don Leonardo y valla lio para comer jajaj. Lo importante creo yo es compartir esa comida con "güena gente" y lo del protocolo para ocasiones contadas..y tampoco.
Un saludo a Ojo distante, sigue asi!!